INFORMACIÓN GENERAL

“Los tomates de verdad son feos” es un libro ilustrado contra el despilfarro de alimentos. Texto e imágenes van de la mano. Queremos remover conciencias, queremos arañarte. Pero también queremos lanzarte toneladas de esperanza. Porque otro mundo es posible

En el mundo una de cada diez personas pasa hambre. Es terrible, sin duda. Pero además resulta que un tercio de los alimentos que producimos acaba en la basura. Suena kafkiano, pero por desgracia es real: Tiramos comida, y al mismo tiempo hay gente que muere porque no tiene nada que llevarse a la boca. ¿Cómo puede ser?


Descripción

Los tomates de verdad son feos es un libro ilustrado en el que los autores queremos denunciar este triste realidad del despilfarro de comida. Textos y las ilustraciones van de la mano. En el libro hay nueve capítulos y en todos ellos -excepto en el último- hay tres partes: La razón, La ilusión y El corazón.

En La razón detallamos las principales razones del despilfarro. Te gustará si eres un tipo racional que necesita entender por qué pasan las cosas.

En La ilusión planteamos propuestas para acabar con el desperdicio de alimentos. Te gustará si eres de los que creen que otro mundo es posible.

En El corazón damos rienda suelta a las emociones. Te gustará si lo que te gusta es sentir.

Nos gustaría que este libro te araña, pero también que te acaricie. No queremos que te deje indiferente y esperamos que remueva tus entrañas y te subleves contra la absurda realidad. Pero que lo hagas desde la ilusión. Porque otro mundo es posible.


Características básicas y objetivos

“Los tomates de verdad son feos” es un libro ilustrado contra el despilfarro de alimentos. Texto e imágenes van de la mano. Queremos remover conciencias, queremos arañarte. Pero también queremos lanzarte toneladas de esperanza. Porque otro mundo es posible.


Motivación y a quién va dirigido el proyecto

“Los tomates de verdad son feos” es un libro apto para todos los públicos. Nos gustaría que cualquier persona que leyera este libro entendiera que despilfarrar comida es algo trágico, especialmente si tenemos en cuenta que el 10% de los ciudadanos del mundo no puede alimentarse. Y nos gustaría también que cada lector y cada lectora acabaran por convertirse en activistas contra el despilfarro de comida

 

Anuncios